Detalle prensa

27-04-2018

Noticia

Evidencia desde el aire

Desde 2016, la PDI cuenta con una flota de drones, o “UAV” por sus siglas en inglés para vehículo aéreo no tripulado. Creada para apoyar principalmente las investigaciones de microtráfico, su uso en emergencias y catástrofes han demostrado la versatilidad de esta tecnología para adaptarse a diversas actuaciones policiales.


En este contexto, durante la 4ª Conferencia Latinoamericana de Sistemas Tripulados Remotamente, celebrada en abril en el marco de FIDAE 2018, el jefe del Departamento de Investigación del Tráfico de Drogas en pequeñas cantidades MT-0 y a cargo de la flota UAV, subprefecto Mauro Mercado, fue invitado para exponer sobre esta exitosa experiencia operativa.  

“La primera catástrofe que enfrentamos fueron los incendios forestales que en 2017 afectaron al país desde la región de Coquimbo hasta la del Biobío. Ello, a raíz de la necesidad de hacer prospección tierra- aire de amplios lugares ya siniestrados. Las filmaciones de los sitio del suceso fueron tratadas como cualquier otra evidencia, remitidas a la fiscalía y  usadas en los procesos judiciales contra las personas imputadas por el delito de incendio”, recuerda el investigador.

Luego vinieron los aluviones en el Cajón del Maipo y en Villa Santa Lucía, donde la PDI desplegó equipos multidisciplinarios en las labores de búsqueda y rescate de personas desaparecidas. Como complemento a la labor de las brigadas de Ubicación de Personas, Reacción Táctica y  Adiestramiento Canino, la utilización de drones permitió ampliar la zona de búsqueda a lugares donde los detectives no podían llegar por las condiciones del terreno.

Y es que los pilotos de drones, además de recibir capacitación ad-hoc, cuentan con la experiencia de haber participado en más de 1.800 operaciones con UAV en el marco del Plan Mt-0. En éste ámbito de acción, la introducción de esta tecnología en ventajosa respecto al uso de aeronaves por la enorme diferencia en el costo de operación y porque “hasta antes de que se adquirieran la vigilancia era terrestre. Al utilizar esta tecnología ponemos a nuestros pilotos a resguardo y captamos imágenes que nos sirvan para presentar hipótesis sustentables al Ministerio Público”, concluye el subprefecto Mercado.

 

Galería de fotos