Viernes 05 de marzo de 2010

PDI IMPLEMENTA OPERATIVOS DE SALUD MENTAL EN ÑUÑOA

  • El equipo de sicólogos, siquiatras y asistentes sociales del Instituto de Criminología, Inscrim, realizó visitas domiciliarias a los residentes de más de cien departamentos de Villa Canadá, afectados por el terremoto.
  • Junto con equipo multidisciplinario de la municipalidad de Ñuñoa, mañana se continuará con este trabajo de apoyo comunitario en Villa Olímpica.

Sorpresiva fue para los vecinos de la Villa Canadá, en Ñuñoa, la visita realizada por treinta profesionales de la PDI a sus domicilios, cuando a eso de las 10 de la mañana de hoy comenzaron a congregarse en la sede de la junta de vecinos, ubicada en Lo Encalada 1855, varios carros policiales en los que se trasladaron profesionales del Instituto de Criminología para realizar en conjunto con la municipalidad de Ñuñoa un operativo de Salud Mental.

La iniciativa corresponde a una necesidad detectada por los funcionarios de la municipalidad de Ñuñoa de diagnosticar y derivar a redes de apoyo sicosocial a los vecinos de los sectores más afectados, desde el punto de vista sicológico, por las consecuencias que el terremoto del pasado 27 de febrero.

El equipo de profesionales del Instituto de Criminología luego de la reunión de coordinación con personal municipal para coordinar el operativo. Muchas de las familias pernoctan en carpas en las afueras de los blocks de departamentos, donde fueron contactados por los profesionales de la PDI.

Johanna Olivares, sicóloga de la municipalidad de Ñuñoa, informó que en el operativo realizado en el día de hoy se catastró a ciento ocho departamentos de Villa Canadá,  priorizando la atención de las personas que ya se habían acercado a la municipalidad para expresar la necesidad de apoyo en salud mental. “nos coordinamos con la PDI y vamos a usar esta red para derivar algunos de los casos, otros serán derivados a las redes municipales, dependiendo de la situación particular” indicó la profesional.

El operativo fue coordinado por el director del Instituto de Criminología (Inscrim) de la PDI, prefecto Arturo Medina, quien señaló que “cuando tomamos conocimiento de esta situación, pusimos de inmediato a disposición de la municipalidad de Ñuñoa alrededor de cuarenta profesionales, entre sicólogos, médicos siquiatras y asistentes sociales para ayudar a la comuna con el levantamiento de los requerimientos de ayuda de salud mental”. Aunque en estos momentos se está focalizando el apoyo en la comuna Ñuñoa, el jefe del Inscrim no descarta que se pueda extender a otras comunas que así lo soliciten.

En horas de la tarde, se confirmó que mañana, sábado 6 de enero, se continuará con este operativo en La Villa Olímpica, a partir de las 10.00 hrs.