Detalle prensa

29-01-2019

Noticia

Crece efectividad en ubicación de adolescentes

En mayo de 2017, la Brigada de Ubicación de Personas (Briup) inició una campaña educativa sobre los riesgos detrás del extravío de adolescentes, realizando en paralelo una actualización de sus protocolos de búsqueda para mejorar los resultados de las investigaciones por Presunta Desgracia en menores de entre 13 y 17 años.

“No es que exista un patrón general, siempre se investiga caso a caso, pero en las investigaciones de esta época del año (enero-febrero) es frecuente que encontremos a los adolescentes en la costa con sus pololos o amigos, y ello se debe a que no tuvieron el permiso de sus padres para salir”, explica el jefe de la Brigada de Ubicación de Personas, comisario Manuel Fuentes, respecto a las cifras de extravío de adolescentes que se registran en época de vacaciones de verano de los escolares.

De acuerdo a estadísticas de la Jefatura Nacional de Delitos contra las Personas (Jenadep), la PDI investigó un promedio de 500 casos de extravío de menores entre 13 y 17 años,  denunciados en los dos primeros meses de 2017 y 2018. 


Total de menores de 13 a 17 años reportados como desaparecidos. Enero y febrero de 2017, y resultado investigativo.
graf_1

Fuente: Jenadep


Total de menores de 13 a 17 años reportados como desaparecidos. Enero y febrero de 2018, y resultado investigativo.
graf_2

Fuente: Jenadep

Las cifras también muestran un aumento cercano al 15 por ciento entre ambos períodos y un incremento en la efectividad de las investigaciones, desde 95,9 %  a un  97,1%. (Ver tablas 1 y 2).

El comisario Fuentes atribuye esto último a una serie de factores: “Hemos actualizado y mejorado los protocolos de búsqueda, aumentamos el personal, y mantenemos un trabajo mancomunado con la fiscalía para dar una respuesta más rápida frente a las denuncias”, señala.

Además, para el jefe de la Briup, el éxito investigativo en casos de Presunta Desgracia “no solo depende de las policías”, sino que también de la información que entregan los familiares. “Gracias a las campañas dirigidas a la comunidad, hoy las personas están más informadas y denuncian más rápidamente, entregan más datos y eso tiene un mayor efecto en los resultados”, concluye.