Detalle prensa

15-07-2019

Noticia

Los delitos más investigados en Santiago en 2019

Más de $6.500 millones en especies recuperadas, 3.867 armas sacadas de circulación y sobre $200 millones en drogas incautadas. Las cifras dan cuenta de la labor investigativa desarrollada por los detectives de las brigadas de investigación criminal (Bicrim) de la Región Metropolitana, durante el primer semestre de 2016.


En la Región Metropolitana, las Bicrim son las unidades que, por el carácter territorial de sus áreas jurisdiccionales, cuentan con un mejor panorama de la realidad delictual de cada comuna. Con una dotación cercana a las 1.400 personas, son la primera línea de contacto de las personas, organizaciones y gobiernos locales con la policía investigativa.

Por ello, para el jefe de la Región Policial Metropolitana, prefecto inspector Mauricio Mardones, señala que los procedimientos de las 27 bicrim a su cargo,  entregan importantes insumos para el análisis criminal y diseño de estrategias de intervención. Una radiografía de lo que ocurre en la capital.

Y la imagen de este primer semestre muestra que de las 15.455 órdenes de investigar procesadas por delitos de mayor connotación social (DMCS), la mayor parte de ellas son contra la propiedad, esto es hurtos y robos en sus diversas manifestaciones: con fuerza, intimidación, violencia o por sorpresa. En conjunto representan el 40% de los casos. Luego, le siguen los casos de lesiones, con un 8% del total.

 



graf1

 

La labor de los investigadores policiales de las Bicrim permitió recuperar en este mismo período especies avaluadas en un total de $6.594.773.931, entre ellos se incluyen todo tipo de vehículos, joyas, artículos tecnológicos y dinero.

Otro de los delitos que genera una alta inseguridad en la población es el microtráfico. En esta materia las investigaciones realizadas por los grupos MT0, insertos en estas unidades policiales territoriales, permitieron incautar más de 200 kilos de las tres drogas más frecuentes en nuestro país:



graf2

 

Finalmente, otra de las cifras relevantes se refiere a cantidad de armas sacadas de circulación, donde este año se estrenó una metodología que permite localizar aquellas que se encuentran inscritas a nombre de personas fallecidas y no regularizadas. Esta labor, junto con las investigaciones regulares han permitido encontrar 161 armas, y 3.867 accesorios y municiones.